Acaso, María

Fuente: Casa del libro

rEDUvolution, hacer la REVOLUCIÓN en la EDUCACIÓN  (María Acaso, 2013) es un libro que entra por los ojos, una portada llamativa, poderosa, como debe ser tras saber que la ilustradora es doctora en Bellas Artes y su autora profesora de Educación Artística.

Es un libro para leer y para rellenar, ya que trae una serie de propuestas para hacer con el libro como por ejemplo dibujar cuatro cosas que sepas y te gustaría olvidar, apuntar dinámicas de campamento, hacer una lista de estudiantes o mapas mentales de cada capítulo, y todo ello en el libro, sí, dentro del libro ¡mola!

Presenta cinco capítulos en los que desarrolla la “reduvolution” que es una fusión de revolución más educación, por lo que en todo el recorrido destaca la importancia de hacer cambios reales en los ambientes educativos.

Comienza en el inconsciente con “pedagogía y verdad” centrándose en el cambio que debe producir tanto en el curriculum como en el papel del docente.

“la educación ya no está enlazada con el adiestramiento sino con la gestión de conocimiento, un conocimiento que será interpretado por cada uno de nosotros de forma diferente” (pág. 35).

“la labor docente en el siglo XXI debe ser la del profesor como DJ al explicitar nuestro trabajo como remixeadores, validando la idea de que remixear es crear en vez de crear” (pág. 63).

Continúa con la democracia “pedagogía y poder” en el que describe la importancia de compartir el poder, fomentar la igualdad entre alumnado y también entre docentes y alumnos/as.

” Alterar las dinámicas heredadas no significa que los estudiantes elijan un día la música de fondo, significa que decidan TODOS LOS COMPONENTES DEL ACTO EDUCATIVO: metodologías, sistemas de evaluación, disposición del mobiliario, usos del tiempo, contenidos, salidas…” (pág. 73).

“los profesores en muchos casos estamos obligados a impartir unos contenidos en las enseñanzas formales y la idea es que estos pueden ser abordados de múltiples maneras en el aula y es aquí donde de nuevo entra la democracia” (pág. 86).

El tercer capítulo versa sobre la arquitectura, “pedagogía y cuerpo” determinando que la clase debe parecerse a una reunión en la que los que acuden lo hacen libremente y con ganas de estar allí. Además aporta una serie de ideas sobre como podrían ser las clases.

“los espacios pedagógicos en los que se tiene en cuenta el diseño mejoran el aprendizaje un 25%”  (pág. 104).

“La decoración debe estimular, debe potenciar, emancipar…” (pág. 115).

“Pedagogía y simulacro” es el título del cuarto capítulo que considera la escuela como un simulacro. Además da una serie de ideas para hacerlo como transformar el nombre de las unidades en títulos llamativos (naming), recuperar lo inesperado, introducir la cultura visual, gamificación… en definitiva, revisar nuestra metodología y hacerla más acorde con nuestro alumnado.

“tenemos la responsabilidad de transformar el simulacro en experiencia para conseguir un aprendizaje significativo” (pág. 139).

“Debemos tender un puente entre lo que ocurre en el exterior y lo que ocurre en el espacio pedagógico” (pág.171).

En el último capitulo, “invesluar” la evaluación es su estrella invitada.

“tenemos una educación basada en la evaluación en vez de una educación basada en el aprendizaje” (pág. 188).

“La evaluación no debe ser un arma, sino una ayuda, debe ser una herramienta para que el

Fuente: ciie.itesm.mx

aprendizaje suceda en vez de ser precisamente su freno” (pág.190).

Para finalizar, mencionar que esta obra es interesante tanto por lo que dice como por lo bien que está diseñada.

Buen tándem entre escritora e ilustradora.

Síguenos en:
Facebooktwitter

Sánchez, Enrique

Fuente: editorial Kolima

#Pedagogía vía @twitter (Enrique Sánchez Rivas, 2017) es un pequeño libro de gran contenido que nos ayuda a reflexionar de manera eficaz y rápida a través de sus trending topics (capítulos), bien documentados y con argumentos sólidos sobre una serie de aspectos que atañen a la educación. Lo hace con un lenguaje vivo, con multitud de ejemplos que atrapan y en pocos caracteres, lo que hace que el libro se debore en una primera lectura y se disfrute a fuego lento en una segunda.

Presenta siete trending topics de variada temática y lleno de multitud de hashtags.

Todo comienza con el trending topic “más allá de la razón”, el cual pretende sacar a la luz otros “contenidos” que probablemente sean igual o más importante que los contenidos que aparecen en los libros.

#Emociones,

“… la inteligencia emocional es tan importante (o más) que las matemáticas o los idiomas, y que todas las materias se comprenden mejor si se aprenden con emoción” (pág. 12).

#Recuerdan,

“construyes tu huella en el día a día. Maya Angelou lo expresa perfectamente: la gente olvidará lo que dijiste, lo que hiciste, pero no se olvidará cómo les hiciste sentir” (pág. 23).

Trending topic 2 “creando el mañana” puesto que las personitas que están en nuestras aulas son los/as dueños/as del mañana, un mañana incierto, desconocido y al que deben hacer frente lo mejor posible.

#Equivocarse,

“… la intolerancia al error desarrollada por el sistema educativo (y la sociedad en general) tiene efectos terribles sobre nuestra forma natural de aprender” (pág. 33).

#Pasión,

“… el profesor Csíkszentmihályi denomina flow, un estado mental que se alcanza al realizar ciertas tareas. Las reconocerás porque te absorben tanto que no dejan lugar para otro pensamiento en tu mente” (pág.38).

Trending topic 3 “el factor humano” o la importancia de las relaciones en el aula.

#Huella,

“Los buenos docentes dejan #huella, los malos cicatrices” (pág. 47).

#Expectativas,

“… el docente sí es profeta en su aula. Las expectativas que manifiesta ante su alumnado suele hacerse realidad…”  (pág. 54).

Trending topic 4 “educación inclusiva” o la riqueza de la diferencia.

#SegundaOportunidad,

“si buscas resultados distintos no puedes hacer siempre lo mismo” (pág. 60).

Trending topic 5 “laboratorio pedagógico”, el aula debe ser como un laboratorio en donde se emplee una pedagogía viva.

#Innovación,

“No se trata de que un método reporte buenos resultados académicos: tiene que conseguir enganchar al alumnado de la misma forma que una buena novela lo hace contigo” (pág. 76).

#Ayer,

“Si enseñamos a los estudiantes de hoy como enseñábamos #ayer, les estamos robando el mañana. John Desew” (pág. 83).

Trending topic 6 “cambiando métodos” o como convertir el aula en un laboratorio pedagógico.

#metodología,

“Marc Prensky… la educación está tan anticuada que es poco probable que cambiándola se pueda perjudicar a los estudiantes” (pág. 94).

#cuento,

” Si lo que estás explicando es muy importante, lo mejor que puedes hacer es contar un #cuento… el storytelling propone conquistar la atención, conectar con las emociones, crear ideas…” (págs. 101-102).

enriquesachezrivas.es

En definitiva, una obra cargada de autores, pequeños relatos, ideas del autor y, lo más importante,  dan ganas al lector para parar un momento y pensar en algo muy importante, la educación.

Además por suerte, podemos disfrutar del escritor en pedagogia350 y en el CEP de Málaga del que es su director, ¡todo un lujo!

¡Enhorabuena Enrique!

Un libro que #recomiendo.

Síguenos en:
Facebooktwitter

García, Almudena

Fuente: Litera libros

Otra educación ya es posible (Almudena García, 2017) es una obra que nos introduce en el mundo de las pedagogías alternativas o activas. No son nuevas, siempre han estado ahí o por lo menos desde el siglo pasado, lo que ocurre que ahora están siendo más conocidas por la sociedad.

“Los alumnos deben pasar cada vez más horas en el aula, haciendo deberes o en clases de refuerzo o extraescolares. Por el bien de los niños, no se les está permitiendo ser niños” (página26).

¿Las alternativas? Las pedagogías activas en las que el alumnado se convierte en el protagonista de sus propios aprendizajes respetando sus ritmos, jugando, cooperando, convirtiendo la disciplina en autodisciplina, valorando la diversidad, desarrollando el pensamiento crítico, conectados con el mundo natural y social, en definitiva, dejando que sean niños.

“La educación es concebida como el medio para construir un mundo mejor” (página 33).

En el camino de las pedagogías activas nos encontramos con grandes pedagogos como María Montessori:

“… el fin de esta pedagogía es ayudar a alcanzar al niño todo su potencial como ser humano, a crecer como un individuo libre. Y el primer paso hacia la libertad es la autonomía” (página 37).

Para Montessori la función del educador es ser guía en los aprendizajes explicando los materiales y proponiendo desafíos en el “ambiente preparado”, diferentes áreas (vida práctica, sensorial, matemática, lenguaje, cultural) para ir desarrollando esa autonomía.

Siguiendo este camino nos encontramos con Steneir, creador de la escuela Waldorf:

“Steiner defendía que el aprendizaje es más eficiente cuando se realiza por inmersión, es decir, cuando podemos dedicar el mayor tiempo posible a un tema. (…) la pedagogía Waldorf es directiva, contando con un currículum propio, con distintos temas a trabajar por cursos” (página 66).

También aparecen pedagogías que no tienen un creador claro caso de Summerhill, Sudbury, pedagogía Libertaria, educación viva, comunidad de aprendizaje, ABP, educación lenta, escuelas bosque… que la autora las engloba en dos capítulos “Educación libre y educación democrática” y “Otros enfoques”.  Cada una tiene sus propias características y modo de funcionar pero todas comparten que:

“El alumno no ya no se concibe como una vasija vacía destinada a ser llenada por el adulto. Deja de ser un sujeto pasivo, que memoriza y repite, para convertirse en agente de cambio” (página 81).

“… enseñar exige saber escuchar y respetar los saberes de los alumnos. Enseñar y aprender implican un descubrimiento propio y ajeno” (página 81).

Durante los últimos capítulos se dan respuestas a una serie de preguntas llegando a encontrarnos una reflexión sobre la educación.

“Ninguna pedagogía es ilegal. Los currículums oficiales establecen unos objetivos mínimos que los alumnos deben alcanzar, pero no obligan a seguir un determinado enfoque pedagógico” (página 158).

Lo que está claro, es que en estas escuelas se adquieren habilidades que son minusvaloradas por la educación tradicional, como la capacidad de trabajar en equipo, de defender las propias ideas o de hablar en público” (página 165).

“Ninguna de las nuevas pedagogías es perfecta, pero todas se han ocupado de elaborar respuestas a muchos de los problemas que plantea el sistema actual. (…) Hoy en día, con los índices de fracaso escolar por las nubes y la motivación de los alumnos por los suelos, parece necesario no quedarse en lo de siempre” (páginas 197-198).

Fuente: ludus.org.es

En definitiva, es un buen libro para introducirse en estas pedagogías, tal como indica su portada, y a partir de ahí indagar en aquellas que más nos interese. Mencionar que este libro es fruto del trabajo que la autora desarrolla en Ludus, un directorio que creó hace unos años para dar a conocer todas estas iniciativas.

¡Enhorabuena Almudena! #Recomiendo

Síguenos en:
Facebooktwitter

Bermejo, Raúl

Fuente: gestionandohijos

 

Ser maestro (Raúl Bermejo, 2017)  es un libro que engancha llegando a ponerte en la piel del autor a través de sus experiencias y opiniones. Totalmente recomendable para cualquier docente o interesado/a en la educación. El libro se centra en la etapa de Educación Infantil pero sus enseñanzas traspasan esa etapa debiendo impregnar a las demás, la Educación Infantil es fuente inagotable de innovación y mejora para nuestro sistema educativo.

Rául  Bermejo invita al lector a realizar un viaje por 16 capítulos, son breves pero con gran contenido para que uno pueda reflexionar a través de sus exposiciones.

En la introducción ya nos ofrece algunos tintes que impregnarán todo el escrito destacando la importancia de la educación y la labor de los maestros, así como el protagonismo del alumnado y de las familias.

“Lo principal para un maestro… es formar a los niños y niñas en todos sus aspectos, en conocimientos, por supuesto, pero sobre todo en valores, en emociones y creatividad, aspectos fundamentales en cualquier ser humano” (página 14).

Durante el resto de capítulos se defienden ideas tan sensatas como:

  • Creer y confiar en nuestro alumnado.
  • “Si confiamos en ellos, desarrollaremos su autoestima, su seguridad y su confianza en sí mismos. Nuestros alumnos recuperarán las ganas de aprender” (página 36).

  • Respetar ritmos de aprendizaje y no obligar a que el alumnado crezca antes de tiempo.

“Por favor…dejemos que se pierdan para que ellos vuelvan a encontrarse” (página 48).

  • La educación en valores y las emociones, ¿cómo sería de una escuela que no tuviese en cuenta los valores y las emociones?

“Creo que la educación en valores hay que trabajarla desde edades muy tempranas… Debería ser algo primordial y prioritario, por encima de otros muchos contenidos que se trabajan en estas etapas educativas,…” (página 88).

  • La asamblea como espacio de comunicación, de pertenencia al grupo, etc.

“¿cuándo escuchamos nosotros lo que ellos tienen que decirnos? Los protagonistas del proceso de enseñanza-aprendizaje son los niños y las niñas, no somos los adultos. Debemos lograr que los niños sientan que pertenecen al proceso y que su palabra tiene valor para nosotros, y debemos establecer una buena base, donde se sientan afectivamente seguros. Y aquí entra en juego la asamblea,…” (página 96).

  • ¿Deberes sí, deberes no? Pues los justos y necesarios y a la edad adecuada, sería recomendable más coordinación entre el equipo docente para disminuir el atracón de tareas y que éstas fuesen diferentes y no una mera repetición de contenidos, tareas con sentido.

“…creo que hay que hacer actividades motivadoras en familia, disfrutar de los hijos y no olvidar (cosa que ocurre demasiado a menudo) un factor muy importante: los niños están en constante aprendizaje” (página 105).

  • La importancia de la educación ambiental, los derechos de la naturaleza.

“…no olvidemos que si los niños no conocen lo que tiene a su alrededor, difícilmente podrán protegerlo y mucho menos disfrutarlo” (página 111).

  • Dejar jugar a los niños y niñas tanto en infantil como en las etapas siguientes ya que si el alumnado se divierte su motivación será mayor y querrá conocer más.  Mención especial para su decálogo: “dejemos jugar más a los niños” (página 60).
  • Comunicación fluida familia-escuela, todos debemos remar en la misma dirección.
  • El patio como espacio educativo, y en general, cualquier espacio del colegio es potencialmente educativo.
  • Potenciar la creatividad con especial atención al proceso y no tanto al resultado ofreciendo pautas para su realización.

Llegando al final del libro nos encontramos con un capítulo basado en entrevistas sobre educación. Son realizadas a varias personas de distintas edades y generaciones a las que les propuso una serie de preguntas que giraban entorno a: los maestros en sus escuelas, anécdotas de los días de estudiante, la evolución de la educación y requisitos para un maestro. En todas las respuestas quedan reflejadas cuan importante es o debería ser la educación.

Como conclusión nos encontramos la última joya del libro, las reflexiones finales que realiza el autor y de ellas estas son las que más me han llamado la atención:

“En el ámbito de la educación, las personas encargadas de que se produzcan los milagros son los propios maestros” (página 145).

“En educación tenemos la idea de que el niño es como un cesto que hay que llenar de conocimientos, pero en verdad es una semilla que más tarde terminará siendo árbol” (página 145).

“Si no amas tu trabajo, se notará en tu forma de enseñar, en el trato con los alumnos y alumnas y en tu vida en general. La palabra maestro debe ir unida a la palabra vocación” (página 149).

Un libro que denota amor por la profesión, por ser maestro. #Recomiendo

 

 

Síguenos en:
Facebooktwitter

Bona, César

Para iniciar las reseñas bibliográficas comienzo con César Bona, ¿por qué? Porque es un maestro, no es un pedagogo renombrado, no es un catedrático metido en la universidad, no es un gurú educativo… es un simple maestro, y eso ya es decir mucho.

La nueva educación es casi una biografía profesional de César, donde cuenta sus experiencias desde sus inicios, sus anécdotas con el alumnado y básicamente, lo que hace en su clase. No es un manual a seguir, es un escrito para reflexionar y para “pillar” ideas con el fin, si se desea, de personalizarlas en las aulas.

Me gusta mucho la importancia que da a que el alumnado se exprese, enseñe a hablar en público aunque se sea tímido. Es esencial ese aspecto, que el alumnado hable, sea escuchado y decida, que se acostumbre a hablar ante una audiencia, es algo que hubiera agradecido en mi etapa estudiantil, me hubiera ayudado mucho a no ser tan introvertido y poder tener más soltura a la hora de expresarme públicamente.

Para abrir boca y animar a su lectura, he escogido algunos fragmentos que me resultan reveladores:

“No podemos olvidar jamás que si queremos enseñar, quienes primero tenemos que estar aprendiendo constantemente somos nosotros” página 30.

“Los maestros somos unos privilegiados porque cada día tenemos la oportunidad de sumergirnos en una piscina infinita de imaginación, de ilusión y de inspiración de la cual todos y cada uno de nosotros se nutre” página 53.

“… tenemos que hacer lo posible para que los niños vayan a gusto a la escuela. E ir a gusto significa sentirse implicado, conservar la esencia que cada uno tiene, manteenr despierta la curiosidad, sentir que se le escucha…” página 115.

Por lo que sino lo has leido todavía, no pierdas la oportunidad. Además, si tienes el lujo de escucharlo, ¡no te lo puedes perder! Merece la pena.

Síguenos en:
Facebooktwitter